martes, 2 de enero de 2018

10 lecturas para transitar por el nuevo año


 
Mis retos para el año próximo son sueños tejidos  de palabras. Sueños que se han concretado en papel y que por esa magia que es la lectura tienden puentes hacia mí, germinan y crean más proyectos ilusionantes y fecundos.
Algunas lecturas ya están en marcha, otras esperan su momento en la mesilla de noche, en el taquillón, en la mesa de estudio. Algunos son ya proyectos de encuentros y otros sólo esperanza de ellos. 
 
Leer es compartir los sueños que otros soñaron. Comparto mis proyectos de lectura, que es lo mismo que compartir sueños, un puente que podemos transitar cómplices por 2018. Atravesar el año compartiendo palabras habitadas, palabras que proyectan lo mejor de cada uno. Las palabras son mágicas, poderosas y abren caminos en este año que despunta, expectante, esperanzador, lleno de promesas.

Os ofrezco estas propuestas  por orden de llegada a mi vida en un tiempo próximo. Todas llegan de la mano de personas con las que tengo lazos de cariño y de complicidad, como regalo unas veces, otras como recomendación, pero siempre de corazón a corazón.  

1.       Querida Ijeawele. O cómo educar en el feminismo, Chimamanda Ngozi Adichie (Literatura Random House).

Mi primera lectura llega de la mano de mi amiga Paloma Gracia Gorgas. En un paseo me habla emocionada de una autora que la ha cautivado: Chimamanda Ngozi Adichie. Al llegar a casa comparte una foto de todos los títulos que atesora en su biblioteca. Entre ellos llama mi atención una misiva a una joven madre que acaba de dar a luz. Con un lenguaje directo y fresco, la escritora invita a los lectores a rechazar estereotipos y luchar por una sociedad más justa. En un año en que hemos hecho causa común con el feminismo aconsejo encarecidamente su lectura.  La carta desglosa quince consejos imprescindibles:

«En lugar de enseñarle a tu hija a agradar, enséñale a ser sincera. Y amable. Y valiente. Anímala a decir lo que piensa, a decir lo que opina en realidad, a decir la verdad. [...] Dile que, si algo la incomoda, se queje, grite.»

 
 

2.       Crónicas de la vieja pizarra,  Víctor Juan:  Escuelas y maestros: semblanzas históricas de la educación en Aragón (Zaragoza, Doce Robles, 2017):

Este libro de mi admirado Víctor Juan se publica cuando cumple 30 años de dedicación a esta fascinante profesión que es el magisterio. Recopila 65 columnas publicadas desde 2013 en la sección “De escuelas & maestros” en “Heraldo Escolar”.
Dedicado a “los alumnos con quienes he compartido tres décadas de palabras, entendimientos y sueños” es recopilatorio de los perfiles docentes más admirados, testigo de una parte imprescindible de la historia de Aragón del siglo XX, y mucho más. Por encima de todo, estas crónicas son  testimonio de su inquebrantable fe en la educación como herramienta para cambiar el mundo y un apasionado alegato del poder transformador de las palabras.  En realidad, todas sus novelas y sus cuentos reiteran este esperanzador mensaje.

 


“Cuando había publicado más de sesenta columnas valoré la posibilidad de reunirlas en un libro, una suerte de diccionario como el que, tantas veces, yo hubiera querido consultar. Las biografías de estos maestros y las breves crónicas sobre iniciativas como las Misiones Pedagógicas, la imprenta Freinet, las colonias y las cantinas escolares o la graduación de la enseñanza, nos permiten asomarnos a una época concreta de nuestra historia. Así desfilan por estas páginas las carencias de las escuelas y de la formación del magisterio durante el siglo XIX, la modernización pedagógica y cultural del primer tercio del siglo XX, la ilusión compartida por muchos maestros durante la II República, el drama que fue, se mire desde donde se mire, la Guerra Civil o la dureza de la dictadura del general Franco que, como cantó el poeta Celso Emilio Ferreiro, sumió al país en «la longa noite de pedra»… En el fondo de estas columnas late la historia de Aragón porque analizar la escuela es, en realidad, analizar la sociedad de cada momento.”

¿No sería maravilloso que Víctor Juan viniera a compartir este conocimiento y esta pasión con los alumnos de 2º de Bachillerato?

3.       La carne, Rosa Montero (Alfaguara)
 
Parece que este libro estaba guardado para mí desde mayo, esperando una buena ocasión para sorprenderme. Ese día llegó en diciembre y, muy a mi pesar, sigue a la espera de tiempo para disfrutarlo.
La lectura de Rosa Montero es siempre una delicia. Gracias, Gema, por hacerme llegar este deseo de palabras.



4.       Alguien habló de nosotros, Irene Vallejo (Contraseña editorial).
¡Esta lectura me llega a través de tantas recomendaciones en la red! Al mismo tiempo, Irene Vallejo, a la que admiro desde que leí su impresionante novela  El silencio del arquero, comparte en Facebook  sus columnas semanales de “Heraldo de Aragón” y me tiene totalmente enganchada.
 
Selecciono cuidadosamente algunos de sus textos  para llevarlos a clase a mis alumnos de 2º de Bachillerato que preparan la EvAU.  Irene Vallejo analiza la actualidad bajo una mirada sugerente y reflexiva , la mirada de los clásicos. No me cansaré de recomendarlo.

5.       Viaje en el círculo del tiempo, Javier García Campayo (Siglantana narrativa)


Las vacaciones iban acercándose al final del trimestre y el caos de los últimos días se hizo más amable con un regalo inesperado. Mi amiga y compañera de profesión Susana Arnas acudía a una presentación literaria en Zaragoza y recordaba mi interés por la meditación zen. Esta novela, situada en el Tíbet medieval, describe la espiritualidad de la escuela budista tibetana. Su autor dirige el máster de Mindfulness en la Universidad de Zaragoza y cuenta con numerosas publicaciones sobre los beneficios  de su práctica en educación.  El libro espera su momento de encuentro, que no tardará en llegar.

6.       Sinfonía de Praga, Demetrio Fernández González (La Pajarita Roja).

Cuando convocamos a nuestro profesor de Literatura de COU a la comida de celebración del 50  aniversario de nuestro instituto no sospechábamos la sorpresa que nos aguardaba: en noviembre aparecería su novela “Sinfonía de Praga”, una sugerente historia donde ficción y realidad se funden. Novela ambiciosa que conecta pasado y presente, juega con la intertextualidad precisando de un lector activo y curioso que complete el acto comunicativo con su complicidad.  En un alarde metaliterario la novela invita al lector a conocer el verdadero arte de hacer novelas.  La novela, hija de su tiempo, tiene proyección en la web así como blog propio .

 "Es Sinfonía de Praga una novela postmoderna, historia de escritura desatada e imitación compuesta. Historia de mistificación, esta nowwwela o nowebla es también una mesa de trucos, tapiz de diversos y bien entrelazados hilos y composición coral, al fin, si bien se lee"
 La novela, “plena, ya suficiente y encerrada en sí misma” se complementa con un manifiesto, que ayuda a entenderla. Con toda la información a disposición del lector, el autor se siente legitimado para desaparecer. Esperemos que no lo haga y vuelva a las aulas donde explicó sus primeras clases de Literatura a acercarnos cálidamente sus palabras.
 Con ella he cruzado de año y sigo enredada en sus páginas. Creo que es mágica, porque ha permitido tender puentes con nuestro propio pasado y recuperar a nuestro profesor de literatura del pasado COU para seguir aprendiendo.

7.       “La caja de música”, Víctor Juan (Instituto de Estudios Altoaragoneses).

En la colección “Letras del Año Nuevo” del Instituto de Estudios Altoaragoneses,   para empezar de forma exquisita 2018,  llega un regalo de palabras, una historia extraordinaria en una edición bellísima. Este relato recuerda la emotiva historia de la caja de música de Ramón Acín, cuya melodía “La Última Rosa del Verano” nos traslada a otra época de la historia reciente de Huesca. “La Caja de Música” cuenta con ilustraciones de la Fundación Ramón y Katia Acín e incluye una reproducción de las pajaritas de Ramón Acín (una verdadera delicia).

De esta forma tan sugerente arranca el relato que os recomiendo:

“Todos mereceríamos vivir una historia apasionante. Aunque sólo fuera una vez. Así debería constar explícitamente en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El nuestro sería el artículo 31º y establecería que toda persona tiene derecho a protagonizar una historia arrebatadora, balsámica, que compensara sobradamente los días de nada, una historia extraordinaria en el sentido recto de la palabra, que nos hiciera sentir machadianamente buenos".

8.       Emociones creativas: Reflexiones, prácticas y actividades para trabajar la educación emocional , Pedro Luis Picazo (PPC editorial)

Aunque desde octubre estaba detrás de esta publicación, no ha sido hasta la semana pasada cuando he conseguido tenerla en mi biblioteca. Conocí a Pedro Luis Picazo en un fructífero curso de verano de la Universidad Menéndez Pelayo sobre Coaching educativo, dirigido por mi admirada Andrea Giráldez. Después, pude seguir muy de cerca sus estrategias para gestionar emociones a través de un blog que prodigaba un día sí y otro también su práctica de aula. Básicamente de ese blog ,“Emociones creativas”,  nace esta publicación, un trabajo totalmente práctico que dota de valiosas herramientas al tutor y al profesor.
Espero aprovecharlo en mis clases y dar un impulso a la formación de mis alumnos tutores Pigmalión.
 

Las dos últimas recomendaciones vienen marcadas por nuestro programa de  “Invitación a la lectura”. No es fácil seleccionar títulos para que lean nuestros alumnos adolescentes, así que agradezco enormemente el trabajo de lectura previo a la selección de lecturas de cada curso.

9.       La hija del tuareg, Francisco Díaz Valladares.

Una propuesta para abordar la interculturalidad en el aula. La editorial Edebé nos acercará en marzo a este escritor, autor de novelas de aventuras. Serán los alumnos de 1º ESO quienes lean y disfruten esta obra.  





10.   Rebelión en Verne, Marisol Ortiz de Zárate.
 
Y también en marzo vuelve a nuestro instituto esta autora que ya nos visitó el año pasado y en 2011. Con este sugerente título se ha metido en el bolsillo a los alumnos de 2º ESO.

 
 
 
Hay más títulos, muchas más lecturas esperando.
 Esperemos que 2018 sea generoso con el tiempo concedido para leer.
 
¡MUY FELIZ AÑO!

 
¡GRACIAS POR VUESTROS REGALOS DE PALABRAS!
 

 

 

lunes, 1 de enero de 2018

Feliz 2018

Queridos cómplices que os asomáis por aquí. Quiero felicitaros el nuevo año con dos declaraciones de principios que me han conmovido  y he compartido en red estos días.

La primera,  un poema de Jorge Luis Borges, reivindica a las personas que con sus sencillos gestos esenciales hacen el mundo más habitable y más justo:

 

El otro testimonio que quiero compartir con vosotros son las "Instrucciones para mis hijos" de la escritora Magdalena Sánchez Blesa.  Me encanta cómo  recita con su hija Beatriz.



Dejo el poema por escrito. Ójala interioricemos algunas consignas para afrontar con valentía los retos del nuevo año y, sobre todo, para ser la mejor versión que podamos ofrecer de nosotros.

 
 Instrucciones a mis hijos
Jamás un conato de daros la vuelta
Jamás una huida, por muchos que sean
Jamás ningún miedo, y si acaso os diera,
Jamás os lo noten, que no se den cuenta
Jamás un “me rindo”, si no tenéis fuerzas
Aunque fuese a gatas, llegad a la meta
Que nadie os acuse… ¡miradme a la cara!
Que nadie os acuse de dejar a medias un sueño imposible…
(Si es que los hubiera)
Yo no los conozco,
Y mira que llevo yo sueños a cuestas
Jamás, y os lo digo como una sentencia, ¡miradme a la cara!
Jamás en la vida paséis por el lado de cualquier persona sin una sonrisa
No hay nadie en el mundo que no la merezca
Hacedle la vida más fácil, ¡miradme!
A cada ser vivo que habite la tierra
Jamás se os olvide que en el mundo hay guerra
Por pasar de largo sin gloria ni pena delante de un hombre
Y no preguntarnos qué sueño le inquieta
Qué historia le empuja,
Qué pena lo envuelve,
Qué miedo le para,
Qué madre lo tuvo,
Qué abrazo le falta,
Qué rabia le ronda,
Qué envidia lo apresa…
Jamás, y los digo faltándome fuerzas,
Si el mundo se para,
Os quedéis sentados viendo la manera de que otro lo empuje
Remangaos el alma,
Sed palanca y rueda,
Tirad de la vida vuestra y de quien sea,
Que os falte camino,
Perded la pelea contra los enanos
No sed los primeros,
Que os ganen los hombres que no tienen piernas
No sabedlo todo,
Dejad que contesten los que menos sepan
Las manos bien grandes,
Las puertas abiertas,
Anchos los abrazos, fuera las fronteras
Hablad un idioma claro, que se entienda
Si estrecháis la mano, hacedlo con fuerza
Mirando a los ojos,
Dejando una huella
Prestad vuestra vida,
Regaladla entera
Que a nadie le falte ni una gota de ella
¡Cantad!
Que cantando la vida es más bella
Y jamás, os hablo desde donde nazca
El último soplo de vida que tenga,
Jamás una huida,
Por muchos que sean…
 
Magdalena S. Blesa